Mantenimiento Simple del Auto para Maximizar la Vida Útil y Minimizar los Costos

El auto o camioneta debería durar un mínimo de 500,000 kilómetros sin reparaciones significativas. Para lograr esto tenemos que olvidarnos de las técnicas empíricas e implantar un buen programa de mantenimiento proactivo, siguiendo el manual del fabricante y las recomendaciones modernas.

El cuidado diario


El momento de arranque es muy importante para el auto, la camioneta o el camión. Nunca debería andar en ralentí más que unos 20 a 30 segundos después de prender el motor (y nunca menos que 20). El costumbre de dejar el auto funcionando para calentarlo pasa más combustible crudo al aceite, gasta combustible, y tarda más para calentar que cuando este moviendo. Pero tampoco hay que salir rápido con mucha fuerza al partir en frío. Por los primeros 10 km todas las piezas del motor, la transmisión, rodamientos, diferencial, etc. estarán calentándose. Si solamente esperamos que se calienta el motor y partimos sin calentar la transmisión y las otras piezas, haremos daños a esos componentes. Si partimos tranquilos, todo se calienta igual, todo se lubrica, y todo funcionará bien.

¿Que queremos decir con “mantenimiento proactivo”?

Mantenimiento Proactivo es la detección y corrección de las causas de las fallas. Con un mantenimiento proactivo podemos corregir la tendencia de desgaste, la curva de degradación o el desgaste que está sufriendo nuestro vehículo.

Ejemplos:

  • Escuchamos el sonido de una pieza o chapa suelta. Podemos dejar que suene hasta caerse, o ser proactivos y buscar el perno suelto para asegurarlo y evitar que se caiga.
  • Observamos desgaste desigual de las llantas (neumáticos) delanteras. Podemos dejar que se gasten, reclamando que no duran las llantas por los caminos que tenemos o podemos ser proactivos y llevar el auto al taller para alinear la dirección, extendiendo la vida útil de las llantas y mejorar la seguridad de los ocupantes. Clic para más información.
  • Observamos un filtro de aire entupido. Podemos dejarlo hasta mañana y gastar más combustible, aceptando menos fuerza del motor, soplarlo con aire comprimido (que acortará la vida útil del motor) o ser proactivos y cambiar el filtro para devolver la protección, la economía y la fuerza original.
  • Observamos que los cambios de la transmisión manual no son suaves al partir. El probable que el aceite es muy viscoso. Se debe revisar las especificaciones y cambiar al aceite correcto.
  • Observamos que los cambios de la transmisión manual son duros aunque este caliente. Es probable que el aceite tenga muchos aditivos o no es el correcto. Hay que revisar el manual y cambiar al aceite correcto.
  • Cuando medimos el aceite encontramos que huele a combustible. De debe buscar la causa antes de tener mayores problemas por falta de lubricación.

¿Cual es un buen plan de mantenimiento proactivo para el consumidor?

Un buen plan de mantenimiento proactivo es más económico que el plan tradicional. Comprende básicamente en observar y reaccionar a lo observado, comprar solamente repuestos y servicios de buena calidad y no postergar lo necesario.

El primer paso es observar problemas pequeños mientras maneja. Si el auto está jalando para un lado, hay un problema con la dirección o la llanta. Cada kilómetro que se maneja se aumenta el costo de esa reparación.

El segundo paso es una inspección de 10 minutos por semana. Cada semana se debería revisar el nivel de aceite, el agua de la batería, el refrigerante del motor, el agua del limpiaparabrisas, la presión de aire en las llantas, la tendencia de desgaste de las llantas, el funcionamiento de las luces y su estado (el lente roto permite la entrada de agua que causa herrumbre en los reflectores y contactos y un corte en el circuito eléctrico).

El Cuidado de diferentes componentes:
Si toma en cuenta estos ítems, el vehículo puede proveerle muchos años de servicio sin problemas ni reparaciones.

Basic Blue theme by ThemeFlood