Aceite Hidráulico

El aceite hidráulico tiene que convertir la fuerza rotativa del motor a fuerza de empuje multiplicando la fuerza aplicada para realizar el trabajo.  Las fuerzas desarrolladas pueden sobrepasar de los 5,000 psi (345 bares).  Cada sistema está diseñado para operar con un aceite que proteja en lubricación límite cuando las presiones en válvulas sobrepasan el punto de lubricación hidrodinámica (criada por la propia presión del aceite).

Los sistemas hidráulicos de equipos industriales, grúas y volquetas son diseñados para utilizar un aceite que demulsifíca (separa el agua del aceite) asentándose en el cárter.  Así el aceite queda libre de agua y puede trabajar normalmente.  Un aceite puede cumplir con estas exigencias de presiones y lubricación límite con un contenido de mínimo 350 ppm de Zinc y un contenido similar de Fósforo.  Cuando el nivel de zinc cae por debajo de este nivel (por desgaste, deterioro o trabajo) o se oxida el aceite, se debe cambiar el aceite para no perder protección y dañar el equipo.

Para estos sistemas tenemos aceites de primera calidad formulados con aceite básico Grupo II sintetizado en todas las viscosidades ISO, ademas de hidráulicos de alto indice de viscosidad (HVI). También tenemos en grado alimenticio para las plantas donde existe la posibilidad de contaminación a los alimentos o sus envases.

El equipo pesado (Caterpillar®, Komatsu®, etc.) requiere un aceite hidráulico muy diferente de los equipos industriales.  Su diseño para alta carga y condiciones severas donde el aceite no tiene tiempo para demulsificar y asentar el agua requiere de un aceite que incorpore el agua que ingresa al sistema, evitando que el agua ingrese separada del aceite y de golpe cuando el equipo está en constante movimiento, dañando sus componentes.

Los sistemas hidráulicos, como consecuencia natural de su funcionamiento, experimentan un desgaste acelerado a menos que se protejan con aceites hidráulicos con características antidesgaste.  Las presiones por impulsos en bombas y válvulas pueden aumentar el contacto de metal contra metal a menos que exista una protección antidesgaste.  Los aditivos antidesgaste AW son compuestos polares donde un polo es atraído al metal y el otro polo es soluble en aceite, causando que se adhieren a las superficies metálicas.  Esto minimiza el contacto metal a metal, que es más severo en bombas de paletas, de pistones y de engranajes.  Al aumentar las presiones hidráulicas por encima de los 1000 psi, la necesidad de protección antidesgaste aumenta proporcionalmente.
 
También Caterpillar® requiere mucho más Zinc y Fósforo para las cargas que se producen.  Caterpillar® exige que un fluido hidráulico tenga un mínimo de 900 ppm de Zinc. Si no tenemos 900 ppm de Zinc, tendremos un desgaste prematuro de la bomba y sus válvulas. 

Nuestra recomendación es el uso de American Supreme SAE 10, American Supreme SAE 10W-30 o American Supreme SAE 15W-40 en regiones de Bolivia con mucha variación de temperaturas y muy cálidas. 
 
Productos:

Basic Blue theme by ThemeFlood