Aditivos

El uso de aditivos en un aceite o combustible es trabajo para un experto.  Antes de colocar un aditivo hay que saber el resultado de la combinación del aditivo con el aceite o combustible.

Hay muchos vendedores que prometen maravillas al adicionar su aditivo al aceite del motor, mostrando la resistencia de película (Prueba Timken®) para demostrar su resistencia a la extrema presión, mencionando sus pruebas en países del exterior. El consumidor es engañado a pensar que el motor solo requiere protección contra presiones, no limpieza y enfriamiento.

La verdad es que hasta el momento no se ha logrado un equilibrio de aditivos para el aceite de motor que sea mejor de lo que ya está en los mejores aceites.

La adición de estos productos al aceite de motor normalmente aumentan su viscosidad, lo que hace más difícil filtrarlo (pasando sucio por la válvula de alivio de presión) y cambian la mezcla de aditivos polares en el aceite evitando la acción de limpieza del aceite.

En la industria, cuando hablamos de sistemas donde entran hasta miles de litros en el cárter, hay un trabajo entre los ingenieros de planta y los buenos representantes de lubricantes para analizar y corregir los desequilibrios de aditivos en el aceite después de filtrarlo, para evitar cambios frecuentes.

Los estudios hechos en los EE.UU. y comprobados en Bolivia demuestran que hay aditivos recomendados para un uso genérico, que aplicados correctamente no son dañinos para los sistemas.

Productos:

Basic Blue theme by ThemeFlood